Manuel Lamprea nos iluminó con sus versos

Maravillosa exaltación de Manuel Lamprea que en su parte final “Luz de Sevilla”, nos devolvió a aquel año 2003 y consiguió emocionar a todos los asistentes…

Lanza un adiós con lamento
A su hermana Encarnación
La echará mucho de menos

La niña va por las calles
Buscando por los jardines
Fuentes donde reflejarse

Allí la Giralda late
Que han visto a una Virgen niña
Correteando las calles

Alminar de miel y nata
Para la madre de Dios
Dale vida a tus campanas

Enciende tu luz, Giralda
Que está Jesús del Poder
Anidando en sus entrañas

Sevilla guarda silencio
Escucha su vientre blanco
Y verás como no miento

Mujer de Jerusalén
Dobla loca de alegría
La campana de José

Que sabe que en sus adentros
Hay una niña encendida
Acariciando su cuerpo

Hasta el mismo ángel Gabriel
Volando por las vidrieras
Volvió a caer a tus pies

No me traiciona el recuerdo
Tu cara con la Giralda
Aún me parece un sueño

Que no fue ningún milagro
La niña pasó a ser madre
Por la puerta de los Palos

Un cielo color canela
Nació del Guadalquivir
Meciendo la primavera

Vestida de amanecida
Una mañana de mayo
Anunció Dios a María